Cesión ilegal

Una de las principales características del sector TIC es la subcontratación. La mayoría de las personas que trabajamos en el sector informático estamos contratados por empresas de consultoría pero realizamos nuestro trabajo día a día en empresas cliente de cualquier sector: banca, transporte, comunicaciones, seguros, óptica, aeronautica...

Cadena de subcontratacion

En este escenario es muy habitual que la empresa consultora sólo te pague el sueldo. Es muy corriente que trabajes en las instalaciones de la empresa cliente, con el ordenador proporcionado por la empresa cliente, con un jefe que es de la empresa cliente que es el que te dice qué debes hacer, cuando te puedes tomar las vacaciones, etc. Esta situación, por mucho que sea muy corriente no es legal. Esta situación se llama cesión ilegal y es denunciable.

Esta cesión ilegal es aún más sangrante en el caso de la administración pública, donde ministerios, empresas públicas y comunidades autónomas contratan servicios que deberían ser hechos por personal laboral o funcionarios, a empresas de consultoría. En muchos casos los trabajadores subcontratados van a tener acceso a información confidencial, como pueda ser en la gestión informática de la sanidad, en la Tesorería General de la Seguridad Social o en Hacienda.

La subcontratación es una herramienta de la patronal que desactiva las luchas y reivindicaciones obreras, facilita los despidos colectivos y precariza el trabajo en informática. Con tus compañeros y compañeras repartidos por una infinidad de clientes ¿con quién te organizas ante los abusos del empresario? Con tus compañeros de centro de trabajo pertenecientes a un buen montón de empresas de consultoría ¿cómo movilizarles si los abusos que estás sufriendo por parte del empresario no les afecta? En esta situación es más necesaria que nunca la solidaridad y el apoyo mutuo. Es imprescindible estar unidos como colectivo, movilizados contra los abusos patronales y organizados en una movilización constante del sector.